Badajoz es la ciudad más grande de Extremadura, es frontera con Portugal y será el lugar donde viviremos esta bonita y enriquecedora experiencia. Con 150.000 habitantes caracterizados por la alegría, apertura y cultura extremeña, se convierte en una ciudad muy acogedora que nos recibirá con los brazos abiertos.

Puente Real (Badajoz)

Con monumentos que nos transportan desde la época musulmana (Alcazaba, Torre de Espantaperros) hasta el medievo cristiano (Catedral, Puente de Palmas o Plaza Alta) pasando por la Edad Moderna (Puerta Palmas), es una gran combinación cultural para visitar muchos de sus rincones.

Alcazaba de Badajoz
Plaza Alta (Badajoz)
Puerta Palma (Badajoz)

Además, Badajoz no se queda indiferente en ningún aspecto, no queremos dejar de mencionar la gastronomía, y sobre todo los desayunos: una seña de identidad de la ciudad y un elemento diferenciador de su gastronomía. Cada año se celebra el concurso “Badajoz, Capital del Desayuno”, donde no podemos resistirnos a las riquísimas tostadas que ofrecen en la hostelería.

Tostada
Migas

Además, Badajoz cuenta con fiestas reconocidas a todos los niveles. Aquí se celebra el tercer Carnaval más grande de España, solo detrás de Canarias y Cádiz. Es de los mejores de Europa en lo que concierne a comparsas y está declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional. Os lo aseguramos, si pasáis por aquí a finales de febrero no os arrepentiréis.

Carnavales en Plaza de España
Comparsa

Podríamos hacer una larga lista de todas las cosas que nos imaginamos cuando pensamos en Badajoz y que no tienen nada que ver con la realidad, pero creemos que es mejor que lo descubráis por vosotros mismos. Extremadura tiene mucho mucho que ofrecer y no la volveréis a ver igual.